Parejas con diferencias de edad

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Pinterest

Qué tan pareja es una pareja?

Cambios culturales y nuevas expectativas de vida de la población adulta,
están haciendo cada vez más común observar parejas con diferencias de edad
importantes, especialmente donde ella es la mayor.

El amor no tiene edad, no entiende de razas, ni religiones o atributos
físicos. Ya lo dice el sabio refranero. No obstante, hay parejas que chocan por
su diversidad.
Famosos que se emparejan de la forma atípica como Harrison Ford y Calista
Flockhart; Adrien Brody y Elsa Pataky; Kate Moss y Pete Doherty; Woody Allen y
Soon Yi o Jennifer López y Marc Anthony son solamente algunos ejemplos de
compañeros sentimentales atípicos.
Lord Alain y Dayah

Dejando a un lado los eventuales trastornos o fijaciones relacionados con la
diferencia de edad en la pareja (como los conocidos complejos de Edipo y Electra),
tradicionalmente ha sido un hecho mejor aceptado el que un hombre maduro, bien
establecido, tenga una compañera 15 ó 20 años menor. Pero cuando la situación es
inversa, en culturas como la nuestra provocan reacciones más conservadoras y la
tolerancia de la cual muchas veces se hace alarde parece esfumarse.

Sin embargo, estas parejas disparejas están expuestas al fracaso de la misma
manera que aquellas más tradicionales, sus problemas y conflictos vuelven su
futuro tan impredecible como el de los demás. Por lo tanto, la condena a priori
resulta egoísta y extemporánea. Cada uno tiene derecho a buscar su propio camino
para expresarse en lo amoroso y vivir en plenitud su sexualidad, sin
prohibiciones de edad.
El Lord y Dayah
Existen un sinnúmero de parejas disparejas que son muy felices. La tradición
entiende que esta felicidad se debe a que "se complementan y se enriquecen
mutuamente".
Una pareja, por definición, es la suma de dos personas que tienen entre sí
alguna correlación, analogía o semejanza y "dispareja" viene de dispar que
significa ser diferente o lo contrario a otra cosa.

Cuando decimos parejas disparejas generalmente nos referimos a algún rasgo
físico de las personas, una pareja de un gordo y una flaca o de una persona con
bastante mayor edad que la otra. También, puede referirse al temperamento
desigual de la pareja, como que el sea muy serio y ella muy alegre, o ella parca
en el hablar y el extremadamente locuaz. La pregunta que entonces mucha gente se
hace es ¿Cómo pueden ser atraídas dos y ser felices personas disparejas? La
respuesta está en los intereses.
El primer encuentro entre las personas disparejas no es como todos.

Las parejas que se atraen por lo físico o temperamental les basta tal vez
solamente una mirada y van directo a la seducción. El enamoramiento suele ser
más rápido, más emocional y menos racional. Incluso, llegan a la vida en común
de forma más apresurada. Los "disparejos" requieren algo más. Como la otra
persona no es su modelo o imagen del ser a quien mentalmente se supone como
posible pareja, normalmente primero se le conoce tras una presentación, luego
vienen las conversaciones, se genera la amistad y poco a poco se van dando
cuenta que a pesar de las diferencias, los dos armonizan en muchas cosas. Un día
se dan cuenta que poseen intereses comunes que les hace compartir momentos,
trabajos, lugares, lecturas, películas, obras de teatro, gustos en la comida,
concepciones de vida, sentimientos religiosos, diversiones, problemas, negocios,
formas de ser, concuerdan en la forma de educar a los niños, en cómo administrar
su vida, existe avenencia entre ellos, desean las mismas cosas, persiguen
iguales objetivos en la vida y comienzan a tomar conciencia que coinciden en
tantas cosas que podrían vivir juntos, formar un hogar y ser una feliz pareja
sólo "dispareja" en apariencia.

Estos "disparejos" son más racionales en el amor porque "piensan" que pueden
convivir juntos. La emoción del enamoramiento aparece después de conocerse como
son cada cual y no al revés. Primero usan la razón y después llega el
atolondramiento amoroso. La experiencia demuestra que es más frecuente la
separación de las parejas "normales" que las parejas "disparejas". En ambos
casos es la falta de intereses comunes lo que produce las rupturas.

Thanks! You've already liked this