Menta

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Pinterest
Si querés conocer los poderes benéficos de las hierbas
y sus propiedades curativas…

…En esta oportunidad: Todo sobre la Menta

                              

Menta (Mentha piperita/peppermint) Menta Salvaje (Mentha arvensis/wild mint)

Existen dentro del género menta infinidad de "especies", siendo las más
utilizadas en aromaterapia, la Mentha Piperita, y también la Mentha Arvensis,
con mayor contenido natural de Mentol (*) que la menta piperita y de aroma mucho
más fuerte.

Descripción: La Menta es una planta de la familia de las labiadas de rizomas
subterráneos entrelazados, de los que nacen numerosos tallos de hasta 80 cm. de
altura con hojas lanceoladas de color verde profundo, opuestas y pecioladas.
Florece en verano; sus flores varían entre el blanco, rosa y violeta, y
agrupadas en espiguillas terminales. Su olor es muy característico y penetrante;
su aromático sabor deja una sensación de frescor en la boca.

Historia y simbología: La menta es una de las plantas medicinales más
antiguas y aún se sigue utilizando por su aroma. Como muchas otras hierbas, era
conocida de los antiguos egipcios, griegos y romanos. Estos se coronaban con
menta en sus banquetes, conscientes sin duda de sus efectos desintoxicantes! Era
ingrediente de perfumería entre los hebreos a causa de sus proclamadas
propiedades afrodisíacas,

Origen y distribución: Esta hierba de muchas especies procede de Europa
pero también crece en Japón y Estados Unidos, ahora principal productor de
menta. Crece en lugares frescos y húmedos de climas templados. Se trata una
forma cultivada ya difícil de encontrarse espontáneamente. Hoy día la menta
piperita se cultiva en grandes cantidades, debido a las numerosas aplicaciones
no sólo terapéuticas. En Mitchan, Inglaterra, se produce la esencia de menta más
apreciada.

Extracción:
El aceite esencial de menta se obtiene mediante el método de
destilación a vapor y son necesarios 500 kg. de plantas en flor para extraer 0,5
kg. de aceite esencial de menta.

Características: El aceite esencial de menta es colerético,
antiespasmódico, digestivo, estomacal, carminativo: indicado para indigestión,
cólicos, flatulencia, dolores de estómago, náuseas, vómitos y diarrea. También
es bactericida y antiséptico: combate infecciones, descongestiona, abre las vías
respiratorias y reduce la fiebre. Es bueno utilizarlo al comienzo de un resfrío
o gripe para ayudar a contrarrestar los escalofríos. Su acción refrescante y
analgésica, calma el dolor, alivia espasmos musculares y reduce inflamaciones.
Al eliminar congestiones tóxicas, ayuda en dermatitis, herpes y purito.
Utilizado para algunos tipos de cefaleas agudas sobre todo de origen nervioso,
también es útil para vértigos y mareos. Ejerce acción refrescante y reblandece
la piel, contribuyendo eliminar espinillas, también trata pieles y cabellos
grasos, así como acné. Es repelente de insectos y piojos!

En el plano mental despeja la mente y estimula la concentración. Da fuerza en
situaciones de shock y debilidad. Combate cansancio mental y depresión.
Estimulante. La leyenda le supone propiedades afrodisíacas y excitantes.

Mezclas recomendadas: Se mezcla bien con romero y bergamota.

(*) El Aceite de Mentol, componente principal de la Menta ha sido
utilizado durante cientos de años para el tratamiento de gripes y resfríos. El
mentol es un componente importante de la menta arvensis o menta crespa. Brinda
alivio de la congestión nasal a través de una sensación de frescura y gracias a
su acción anestésica también alivia dolores de garganta. Sus propiedades
antimicrobiales ayudan a evitar el contagio de enfermedades virósicas.

Otros usos y propiedades: Por su alto contenido de mentol, se usa
profusamente en farmacología, pastas dentífricas, caramelos, chicles y en
licorería. También se usa en cocina y en infusiones.

Guía de Soluciones:

Productos disponibles con Menta

Sistema Nervioso: Cansancio, fatiga, debilidad, migraña y
espasmos: Fricciones puntuales en sienes compresas en la frente o detrás del
cuello. Baños de inmersión, masajes en dilución, inhalaciones.

Circulación, Dolores Musculares y Articulares: Baños de inmersión, masajes
en dilución.

Sistema digestivo: Cólicos, indigestión, nausea, retorcijones y espasmos:
Masajes en dilución en la zona del abdomen, compresas.

Sistema respiratorio: Bronquitis, mal aliento, sinusitis, tos crónica:
Baños, hornillo y masajes en dilución.

Sistema inmunológico: Fiebre, gripe y resfríos: Baños, hornillo y masajes en
dilución.

Cuidado de la piel: Acné, cortes, lastimaduras, culebrilla, dermatitis:
Agregar en baja dilución a la crema, aceite o loción para la piel. También
puede usarse en compresas.

Aceite Esencial de Menta (piperita)

Fórmula especial de 15 aceites (menta piperita)

Fórmula especial de 31 aceites esenciales (menta arvensis)

Spray para descongestionar (arvensis)

Mascarilla para rostro (mentol)

Precaución: Sólo para uso externo. No debe
usarse el aceite esencial en embarazo, lactancia, bebés o niños pequeños ni en
casos de insomnio.

Patricia, 

Consultora de Productos para el Bienestar

e-mail: ptexeira@femeninas.com.ar

Thanks! You've already liked this