Consejos para pintar la pileta

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Pinterest

Mitos y verdades en el pintado de piscinas

Por Julio García Krieger, Especialista en pinturas de
Colorshop, www.colorshop.com.ar

Con la cercanía del verano, es habitual comenzar a
preparar las áreas destinadas al tiempo libre que durante el resto del año
pueden permanecer descuidadas.

Quienes tienen piscina saben que es esencial acondicionarla para poder darle un
uso intensivo cuando comience el calor. Pero como en todas las cosas, en el tema
del pintado de las piletas de natación hay mitos y verdades, y es importante
aclarar cuál es la manera correcta de realizar la tarea.

En principio, en el mercado podemos identificar dos tipos de piscinas: las de
material (de hormigón y mampostería), y las de plástico. Su pintado debe
realizarse de una manera diferente, y con distintos productos, aptos para cada
superficie.

Piscinas de material

1.- Las piscinas nuevas (de hormigón y mampostería) deben dejarse curar al
menos dos meses llenas de agua, antes de pintarlas: Verdadero.

Esto se debe a que todos los materiales cementicios poseen en su interior sales
solubles, que en el proceso de secado pueden ser trasladadas a la superficie por
restos de humedad, y formar el conocido salitre. Por esta razón se recomienda
dejar la pileta sin pintar y llena de agua por un período de aproximadamente dos
meses, de manera de lograr la eliminación superficial de esas sales. Si no se
respeta esta recomendación, la película de pintura puede formar burbujas que
luego se abrirán, por las eflorescencias alcalinas (salitre).

2.- Las piscinas nuevas deben pintarse con pinturas a la cal, para permitir
el curado y la eliminación del salitre: Falso.

Como dijimos anteriormente, el método para permitir el curado es dejar la pileta
sin pintar y llena de agua, durante al menos dos meses después de construida.
Cuando se prevea, en el futuro, repintar con pinturas específicas, no es
aconsejable que sean a la cal o en polvo, ya que a mediano o largo plazo pueden
causar problemas de descascaramiento. Es muy difícil asegurar la eliminación
total de las pinturas a la cal de una superficie, y resulta un trabajo sumamente
laborioso.

3.- Antes de pintar una piscina nueva, debe lavarse la superficie con una
solución de acido muriático al 10 %: Falso.

Si bien es necesario “tratar” la superficie con ácido muriático, no es correcto
el termino “lavar”, porque ese producto en realidad no limpia. La función del
ácido es la de eliminar todo los restos de salitre y sarro que pudiese estar
presentes en la superficie, además de permitir una mejor adherencia de las
pinturas. Lo aconsejable es realizar este tratamiento con una solución al 50 %
de ácido en agua, y hacerlo luego de haber lavado perfectamente las superficies
para eliminar todo resto de contaminantes grasos, para permitir que el ácido
actúe correctamente. Esta operación debe realizarse tanto en piletas nuevas como
en casos de repintado, ya que el sarro se adhiere también a las pinturas. Si no
lo eliminamos totalmente, luego se producirán micro ampollados. Debe trabajarse
con una elevada concentración de ácido, y luego enjuagar para arrastrar los
restos de la reacción química que se produjo.

4.- La pintura de las piscinas debe dejarse secar, una semana antes de
proceder al rellenado de éstas: Verdadero.

Tanto las pinturas de base solvente (caucho acrílico) como las de base agua
(emulsión) secan en apariencia rápidamente. Pero es necesario dejar que la
película adquiera totalmente la resistencia al agua que va a necesitar para
resistir una prolongada inmersión, y el ataque de los productos que normalmente
se usan para mantener el estado sanitario del agua. Si se pinta en noviembre,
generalmente se recomienda esperar 7 días. Cuando las temperaturas son muy
elevadas ese tiempo puede reducirse a 4 días. Sin embargo, hay que tener
presente que los días de curado deben ser secos (sin lluvias), soleados y con
temperaturas apropiadas. En caso contrario, deberá prolongarse ese lapso. Si no
respetamos esta indicación, probablemente se producirá un ampollamiento de la
pintura al poco tiempo de llenado e incluso algún grado de ataque y
decoloración.

5.- En repintados, si la pintura anterior esta en buen estado es conveniente
aplicar una mano bien cargada en lugar de dos manos, como comúnmente se
aconseja: Falso.

Esta recomendación es sumamente peligrosa, ya que al aplicar una mano muy
cargada probablemente la película de pintura no seque en su totalidad, dejando
solventes retenidos. Posteriormente estos intentarán evaporarse por efecto de
las altas temperaturas, generando un ampollamiento y la destrucción de la
pintura.
Siempre es conveniente aplicar dos manos, diluidas adecuadamente y en espesores
bajos, para permitir el mejor curado y asegurar una mayor duración.

6.- Se debe continuar pintado siempre con la misma pintura que se utilizó
originalmente: Falso.

La versatilidad de las pinturas para piscinas, permite repintar sin tener en
cuenta qué se utilizó anteriormente. Por supuesto, deben respetarse las
condiciones de aplicación de cada una de ellas y el correcto trabajo de
preparación de las superficies, que incluye: lavado con agua y detergente;
descontaminado con lavandina o cloro para eliminar restos de algas o verdín;
tratamiento con ácido muriático y posterior lijado de la superficie; terminación
con un buen enjuague, para asegurar la eliminación de todo residuo.

En el mercado hay varios tipos de pintura para inmersión: un producto de base
agua, sin solventes, formulado con una emulsión acrílica de gran resistencia al
agua, a las algas, verdín, etc., y por supuesto a la degradación de agentes
químicos como el cloro o al efecto decolorante de los rayos solares. Y por otro
lado, un producto elaborado con resinas de caucho acrílico en base solvente,
cuya película es ligeramente más resistente en el tiempo y se diluye con
diluyentes especiales.

Piscinas de plástico

En el mercado surgieron nuevas pinturas especialmente diseñadas para el
repintado de las piletas plásticas, que tienen un mayor mordiente, específico
para este tipo de superficies. Para lograr los mejores resultados, es
conveniente seguir algunas pautas:

Lavar la superficie a pintar con agua y detergente, para eliminar todo resto
de grasas y suciedad.
Luego tratar con una solución de ácido muriático al 50 % en agua (mitad x mitad)
de manera de eliminar totalmente el sarro acumulado, enjuagar y dejar secar.
Conviene lijar la superficie para desprender las partículas de plástico mal
adheridas. En el caso de existir hongos, verdín o moho, lavar con cloro o agua
lavandina. Dejar secar bien durante 48 horas antes de aplicar la primera mano.
Es conveniente aplicar manos delgadas con el correspondiente oreo, según las
instrucciones del envase de la pintura, y permitir un secado final de siete días
antes de proceder a llenar la piscina. No aplicar con las superficies húmedas,
ni calientes.

Thanks! You've already liked this