Que usar para ir a trabajar

¿Cómo es nuestro outfit laboral?

EL 1º de Mayo se conmemora el Día del Trabajador y desde el
punto de vista de la imagen, sabemos lo importante que es sostener una buena
presentación personal en nuestro ámbito laboral. Es por eso que cada mañana las
mujeres nos encontramos con la agotadora tarea de decidir frente al placard qué
ponernos para ir a trabajar.

Con esto en mente, me gustaría enfatizar que no hace falta
una inversión en gran cantidad de prendas para lograr y sostener una imagen
positiva, sino todo lo contrario: la clave está en invertir en prendas clave o
must, es decir tener siempre a mano aquéllas piezas clave o básicas cuya
versatilidad nos permite numerosas combinaciones.

¿Cuáles son estas prendas?

· Trajes (pueden ser saco y pantalón o saco y pollera)
en tonos neutros que integren la paleta de colores personal. Si tu trabajo es
menos formal, podés optar por chaquetas y polleras o pantalones, siempre en los
tonos neutros.
¿Qué es la paleta de colores personal? Los tonos que mejor van con vos se
determinan realizando un análisis de color en base tu tonalidad de ojos, cabello
y tez. Los neutros son nuestros principales aliados porque nos permiten invertir
en calidad pero en pocas prendas que podemos combinar con el resto de nuestro
guardarropas!.

· Gran variedad de camisas, remeras u otro tipo de tops (entre 4 y 7
sería lo ideal) como para usar debajo de esos trajes o conjuntos de chaqueta y
pantalón/pollera. Las prendas superiores de este tipo son ideales para jugar con
los colores de la temporada que pertenezcan a la paleta personal. De este modo,
rompemos con un look monótono y le damos más energía o vitalidad, sin llegar a
un extremo de usar “demasiado color” para el ámbito en el que estamos.

· Tapado y trench también en tonos neutros, que podamos llevar en caso de
necesitarlos y queden armónicos respecto del resto de las prendas.

Es posible que nuestro estilo personal difiera del estilo que debemos usar en el
trabajo, pero podemos conservar ciertos toques personales, por ejemplo
plasmándolo en los accesorios: un color que nos guste mucho pero no se demasiado
apropiado para el trabajo, podemos perfectamente llevarlo como parte del
estampado de un pañuelo, en un collar o en una pulsera.

Por último, recordemos que los dos complementos indispensables para la
oficina son
:
- Tres pares de zapatos formales que respeten la época del año
- Dos carteras en tonos neutros, de excelente calidad que sean cómodas para
llevar todo lo necesario para ir al trabajo pero respetando la proporción entre
la cartera y la contextura de quien la lleve.

Laura Malpeli de Jordaan
Asesora de imagen certificada por Colour me Beautiful
http://www.styletto.com.ar

Thanks! You've already liked this