Nutrición Infantil

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Pinterest

La nutrición infantil, un condicionante para el resto de la
vida

Por Lic.Stella Maris Garcia de Kralj, Programar Proyectos
Educativos, www.programareduca.com.ar

Si un niño está o no bien alimentado durante los primeros años de vida, puede
tener un efecto profundo en su salud, así como en su capacidad de aprendizaje ,
en su comunicación y en su capacidad para razonar , socializarse afectivamente y
adaptarse a nuevos ambientes y personas.
Una buena alimentación es fundamental para el crecimiento y desarrollo sano del
infante.
Si se tiene en cuenta que una sobrealimentación excesiva durante la infancia
tiene una probabilidad del 60-80% de desarrollar obesidad en la adultez , es
fundamental que se tomen las medidas preventivas necesarias para que un
sobrepeso u obesidad en la infancia no se perpetúe en la vida adulta.
La alimentación adecuada , la selección de alimentos correctos y la actividad
física son la base necesaria para un buen desarrollo físico, psíquico y social
de los niños.

Una buena nutrición es la primera línea de defensa contra
numerosas enfermedades infantiles que pueden dejar huellas de por vida; ella
comienza con la lactancia materna. Un niño alimentado a pecho presenta :
Menor índice de obesidad en su etapa de adulto
Menor riesgo de alimentación excesiva
Mayor inmunidad
Reduce el riesgo de enfermedades alérgicas como el eccema y el asma
Aumenta el desarrollo intelectual del niño
Una nutrición adecuada y una buena salud están directamente relacionadas a
través del tiempo de vida, pero la conexión es aún más vital durante la
infancia. Es en este periodo donde los niños pueden adquirir buenos hábitos
durante la comida en lo que se refiere a la variedad, al sabor y gusto
Los efectos de la desnutrición en la primera infancia (0 a 8 años) pueden ser
devastadores y para toda la vida ; impidiendo el desarrollo conductual y
cognitivo, el rendimiento escolar y la salud reproductiva, debilitando así la
futura productividad en el trabajo y el correcto desarrollo del individuo adulto
.

¿Influye lo que comemos de pequeños para que en la edad adulta seamos
Diabéticos alérgicos, padezcamos obesidad o tengamos caries?

Las teorías confirman que la alimentación bridada por nuestras madres y abuelas
de alimentarnos correctamente cuando éramos niños parecen estar en lo cierto.
Una correcta nutrición y alimentación durante el embarazo ,la primera infancia y
la infancia son factores claves que determina la salud en posteriores etapas de
la vida.
Esto es lo que demuestran los últimos estudios científicos, que han determinado
que la nutrición en la niñez fija el curso de una posterior salud física y
desarrollo mental.
Para debatir sobre este tema se celebró el Simposio Internacional sobre
Planificación nutricional, que tuvo lugar a finales de noviembre pasado en
Barcelona. Organizado por una compañía especializada en nutrición infantil, el
congreso reunió a más de 240 pediatras, gastroenterólogos pediátricos
,nutricionistas e investigadores procedentes de 21 países diferentes que dieron
a conocer algunas de las pautas de la nutrición actual infantil.

El concepto general se basa en que un niño bien alimentado será un niño feliz y
un adulto sano .(Dr. Tomo –Gastroenterólogo pediátrico –Barcelona )

Planificación nutricional

Este nuevo concepto, fruto de los últimos avances científicos, hace referencia a
la cantidad y variedad de nutrientes que han de recibir los niños para conseguir
un correcto desarrollo y un adecuado crecimiento hasta llegar a su etapa de
adultez .
Sobre este tema, el enfoque de los científicos nutricionistas ha cambiado
radicalmente, ya que anteriormente la alimentación se centraba en las
necesidades nutricionales, ahora el interés radica en los efectos biológicos que
la nutrición tiene en la salud durante toda la vida.
El momento mas importante a tener en cuenta es luego de la lactancia materna
cuando se comienza con la alimentación complementaria , en este periodo comienza
la multiplicación neuronal y el desarrollo del sistema nervioso central , de
allí que dietas pobres en grasas y lácteos producen una disminución del correcto
desarrollo.
Tales importantes aspectos aparecen para prevenir algunos malos hábitos que
están surgiendo en los últimos años. Las costumbres de las madres de hoy en día
han cambiado y ello se traspasa directamente a la alimentación de sus hijos
traducido en un menor consumo de legumbres y verduras en beneficio de la comida
rápida. Tampoco se bebe tanta leche ; la ingesta de lácteos disminuye luego del
biberón y ello perjudica seriamente al crecimiento del niño.

Alergias alimentarias

Uno de los temas en que se centró el simposio fue el aumento considerable de
enfermedades alérgicas en niños durante los últimos 20 años. Los profesionales
destacan que la prevención de las alergias son imprescindibles.
Para ello es vital la lactancia materna durante los primeros cuatro o seis meses
o el uso de fórmulas hipoalérgicas (HA) si la madre no amamanta. Dichas fórmulas
contienen una proteína especial, fácil de digerir y tolerada por el sistema
inmune del bebé y que ha demostrado reducir sensiblemente el desarrollo de
alergias. Es de vital importancia el desarrollo del sistema inmune durante los
primeros meses de vida
Si su hijo ha sido diagnosticado con una alergia alimenticia, ciertamente no
está solo. El 5 % de los niños menores de 3 años de edad son alérgicos a uno o
más alimentos y en general el pronóstico es favorable.
Si la mama es alérgica habrá un 50% de probabilidades que el bebé también lo
sea. Y si además el papa es alérgico las posibilidades serán de un 75%.
Hay algunos alimentos más alergenos que otros. En los bebés y niños las alergias
más comunes se producen por la ingesta de: huevo, leche vacuna, maní, pescados,
mariscos, soja, nueces, trigo en harinas y cereales precocidos y chocolate. Con
respecto a los aditivos de los alimentos como colorantes, espesantes y
preservantes, se los trata de evitar a pesar de no estar definido si causan o no
alergia.
La mejor estrategia es la de educarse uno mismo y hacer lo propio con familiares
y amigos sobre qué alimentos evitar y qué preguntas hacer acerca de los
ingredientes. Si su doctor le receta algún medicamento, tal como antihistamina o
epinefrina, es importante asegurarse de saber cómo y cuándo usarlos.

La obesidad, una problemática actual – epidemia del siglo XXI

La preocupación ante el aumento de casos de obesidad infantil ha despertado la
alarma de pediatras, padres y profesionales del sector en general. La obesidad
constituye un problema de salud pública y es uno de los padecimientos epidémicos
de los países desarrollados o en vías de desarrollo , en los últimos años por
imitación y consumo de alimentos con alto valor energético . En los países en
desarrollo la población más afectada es la de clase media y dentro de ella los
niños en la primera infancia y en edad escolar . Un niño sobrealimentado que
come mucho durante los primeros meses de vida arrastrará el peligro de padecer
más fácilmente obesidad y diabetes tipo 2 el día de mañana. Un adolescente obeso
será obeso toda su vida .Casi el 3-4% de los niños en edad escolar son obesos y
esta cifra crecerá si no se educa o mejora los hábitos de alimentación y vida .
Por ello es importante insistir en que los niños alimentados por lactancia
materna tienden a ser más delgados que los alimentados con leche de fórmula a
los 12 meses de edad.

Otro de los aspectos importantes a tener en cuanta es el aporte de hierro la
deficiencia de hierro perjudica a largo plazo el desarrollo intelectual del
niño. La única forma de asegurar que se toma una cantidad suficiente de este
mineral es la alimentación con una fórmula continuada o leche de crecimiento
adicionada hasta los 24 meses y luego durante el periodo complementario la
elección de alimentos que posean este mineral ( carnes rojas, higado, lentejas,
yema de huevo y algunos vegetales verdes ) y de acido fólico presente en los
otros alimentos que componen la dieta .
La adecuada introducción de alimentos diferentes de la leche materna luego de
los seis meses de edad es indispensable para prevenir la obesidad

La recomendación es :
Comenzar con un solo alimento; ofrecerlo por dos o tres días seguidos para
conocer si hay tolerancia
No mezclar alimentos
No forzar su aceptación , buscar el de mejor aceptabilidad .
Ofrecer primero los alimentos sólidos y después los líquidos
Incrementar progresivamente la cantidad ofrecida
Promover el consumo de alimentos naturales
Prepararlos sin la adición de condimentos y especies
Ofrecer alimentos en textura adecuada para la edad, primero papillas, seguidas
de picados y trozos.
Es importante saber que la alimentación es en un hábito por lo que deberá
adaptarse al horario , orden y al menú familiar ;estas pequeñas pautas lo que
favorecerán en la socialización y aprendizaje.

Debe desaparecer la idea o creencia de que la "gordura" en los niños es sinónimo
de salud, o que con la edad reducirán de peso. La obesidad adquirida en esta
etapa de la vida lo acompañara toda la vida ,para ello es importante adquirir
buenos hábitos alimentarios
Esto se logra modificando los hábitos nutricionales de la familia,
principalmente en los padres y familia cercana ( abuelos , tíos ) quienes a
pesar de no ser obesos deben vigilar estrechamente la alimentación de sus hijos
y limitar el consumo exagerado de alimentos. Ya que compartir los alimentos
constituye una actividad social y trascendente en la relación familia, esta
oportunidad debe aprovecharse para prevenir la obesidad infantil y evitar llegar
al tratamiento que es muy complejo y prolongado.
El simple hecho de compartir una mesa durante la alimentación del niño, poner
límites y compartir los alimentos en familia, favorece el instituir buenos
hábitos.

El mundo del sabor

La experiencia durante las primeras etapas de la alimentación influye en la
posterior preferencia por ciertos sabores. El conocimiento del mundo sensorial
de los niños en relación con los sabores ha aumentado sustancialmente durante
las pasadas décadas.
Un descubrimiento en la investigación de sabores mostró que el dulce y las
propiedades de textura de la leche materna, tales como la viscosidad y el efecto
untuoso en la boca, varían de madre a madre. Como ejemplo de esta influencia, se
señala que al bebé al que le dan sacarosa en los primeros años de vida, se
habitúa a los gustos dulces y en el futuro será una persona con mayor ingesta de
cosas dulces.
El bebe registra los sabores intrautero .
Si bien cada niño es diferente y tiene sus propios gustos estos estarán basados
en sabores registrados dentro del vientre materno ; pero también debemos
respetar que haya un alimento que no le guste, pero no se puede permitir que
abandone una familia de alimentos o bien un alimento básico para su desarrollo
.Ante esto lo más importante es saber sustituir un alimento por otro de las
mismas características nutritivas.

La ingesta de azucares traerá niños con mayor prevalencia a
las caries de allí que algunos hábitos deberán olvidarse por completo :
Chupete con azúcar
Chupete con líquidos dulces como gaseosas o miel
Suplementar las leches con azúcar ( estas ya poseen azúcar )
Jugos de frutas artificiales

Las consecuencias de la malnutrición son especialmente severas si esta se
produce en edades muy tempranas. Es importante tener en cuenta tanto la
provisión de nutrientes para un adecuado crecimiento y desarrollo, como también
para iniciar la prevención de trastornos en la adultez. La enseñanza de una
correcta alimentación desde la niñez, y la introducción del movimiento
(actividad física programada ) con el transcurso del tiempo genera hábitos
alimentarios que acompañan al individuo durante toda la vida.

Recordemos : Un niño sano es un adulto feliz

Thanks! You've already liked this