Diez consejos para lograr tus objetivos de Navidad

Cómo lograr tus objetivos en Navidad

La Navidad es una de las épocas del año en la que surgen muchas expectativas. En este artículo te doy diez consejos para lograr tus metas. La Navidad es un contexto temporal de introspección pero también, de balance. Balance de las vivencias de los meses previos.

Consejos de coaching personal

1. No acumules un número ilimitado de metas durante las fiestas y acota el número de objetivos a un máximo de tres. Esto te ayuda a poner tus ideas en orden.

2. Céntrate en objetivos cuyo cumplimiento depende únicamente de ti. Si te marcas metas que implican a terceras personas es muy posible que te frustres ya que tú no tienes influencia sobre la voluntad ajena.

3. Anota por escrito estos objetivos personales en tu diario para visualizarlos. La escritura a mano es terapéutica. Escribe también frases de amor y autoestima para ti.

4.  No es suficiente con que analices cuál va a ser el plan de acción que vas a llevar a cabo para lograr tu meta. También tienes que enumerar cuáles van a ser tus renuncias, es decir, qué esfuerzos personales tienes que materializar en tu rutina para alcanzar esas metas.

5. Generalmente, los objetivos verdaderamente estimulantes, no son sencillos. Por tanto, sé realista para tomar conciencia de que lo importante, implica un esfuerzo.

6. Si siempre haces las cosas del mismo modo, solo puedes esperar los mismos resultados. Por el contrario, si te abres a la novedad de tener nuevos hábitos, estás abriendo la puerta de nuevas posibilidades.

7. No te centres únicamente en los objetivos. La Navidad es un buen momento para olvidarnos de metas y centrarnos únicamente en estar, vivir y sentir una época del año que tiene cierta magia.

8. A veces, no encontramos nuestro camino al primer intento. Sin embargo, cuando eso ocurre, en lugar de tirar la toalla podemos seguir perseverando, luchar por otras opciones porque el diccionario es muy amplio.

9. Toma fuerza de motivación de esos instantes que son tan propios y exclusivos de la Navidad, momentos que hacen que esta época del año sea tan emocional. Por ejemplo, reencuentros con amigos y familiares.

10. Fomenta en tu diálogo interior, mensajes de motivación. Expresa en una fórmula positiva aquello que deseas. Por ejemplo, puedes dar gracias a la vida por todas las cosas buenas que te ofrece la Navidad.

Thanks! You've already liked this