Decorar la casa en las fiestas

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Pinterest

Cómo decorar la casa para Navidad

Por Liliana Mestanza, Design Team, Fontenla,
www.fontenla-furniture.com

La magia de la Navidad comienza a asomar y el deseo de
recrearla por cada rincón de la casa se torna irresistible. Desde las
decoraciones más tradicionales a las más contemporáneas, existe un sinfín de
ideas para ambientar tu casa, de forma divertida y amena en estas Fiestas.

La Navidad es la fiesta familiar por excelencia. En algunos casos, y
dependiendo sobre todo del número de personas que se reúnan, puede suponer un
verdadero desafío. Lo importante es conservar la ilusión por organizar cada año
unas fiestas únicas. Cuidar todos los detalles y crear ambientes singulares,
diferentes de lo cotidiano.

Colores: verde, rojo, plata, dorado. Las combinaciones son infinitas. El
verde del árbol y el blanco de la nieve, por ejemplo, darán un toque muy
elegante. También se puede innovar y apostar por colores más llamativos.

Materiales: tela, papel, cristal, caramelo… ¡Todo vale! Se pueden
utilizar fotografías para decorar el árbol, caramelos de colores dispersos por
la casa, etc.

Elementos: árbol, pesebre, muérdago en las puertas, botas para colgar en
la pared son los indispensables. Un detalle muy original son los crackers para
las mesas. Es un adorno típicamente inglés que consiste en unos tubos envueltos
de papel decorado en forma de grandes caramelos. Al tirar de sus extremos para
abrirlos, generan un ligero estallido y de adentro surgen golosinas y sorpresas.

Regalos: sorteos, amigo invisible, Niño Jesús, Santa Claus o Papá Noel.
Cada familia decide la forma de establecerlo. En algunos casos cada integrante
recibe un regalo; en otros, sólo los padres regalan a los hijos. Hay quienes se
intercambian regalos entre todos los presentes. Unos lo hacen en Nochebuena,
otros en la mañana del 25.
El árbol de navidad es el gran protagonista, por lo tanto tendrá que brillar.
Grande o pequeño, artificial o natural, verde o blanco, con adornos de un solo
color o con ornamentos hechos a mano, cada cual elige según su preferencia.
Pero lo que no puede faltar son las luces y la estrella en la punta del
árbol, que representa el espíritu navideño que se vive en la casa.

Puertas: para dar la bienvenida a la época, una buena sugerencia es
colocar un bonito aro de navidad en la puerta de entrada. Comprado o
confeccionado a mano, redondo, oval o colgante, con ramas verdes de pino o ramas
secas, con detalles en rojo, oro o plata, con o sin cintas… probablemente los
vecinos se contagiarán del clima festivo y decorarán también sus puertas.

Ventanas: para animar la vista y los días grises con ventanas divertidas
se puede elegir entre iluminación, nieve artificial, estrellas, bolas de navidad
u otros ornamentos atados con una cinta de seda y colgados del barral de la
cortina con un hilo de nylon transparente.

Centros de mesa: una de las decoraciones más populares en la navidad son
los centros de mesa, y no estamos hablando solamente de aquel que adorna la mesa
de la cena de Nochebuena. Existe una enorme variedad de materia prima para
elaborar centros de mesa navideños deslumbrantes y no es necesario esperar hasta
el 24 de diciembre para ser exhibidos. Aprovechando los adornos que no se han
colocado en el árbol y algunas velas, se puede agregar alguno de los mejores
adornos que nos brinda la naturaleza: ramas de pino, hojas secas, piñas, bayas
rojas, ramas de canela, castañas, nueces. Cualquier opción le dará un toque
especial a la mesa del comedor, a la mesa del hall de entrada, al espacio sobre
la estufa o la mesa de la cocina.

Habitaciones a decorar: algunas personas deciden concentrar las
decoraciones de navidad en la sala de estar o el comedor, pero otras prefieren
alegrar toda la casa con pequeños detalles navideños. En el baño o la cocina se
pueden disponer toallas o paños de cocina alusivas a navidad; también se pueden
utilizar para la decoración imanes o piezas decorativas. Otra buena idea es
dejar a los niños que decoren sus propios cuartos con manualidades hechas por
ellos mismos.

Exterior: si vives en una casa con jardín, se puede aprovechar también el
exterior con iluminación en torno a la casa, en pequeños árboles o arbustos. Una
opción genial: colocar un Papa Noel gigante trepado al tejado, muñecos de nieve
o renos “corriendo” por el jardín.

Otros detalles: adornar las servilletas con cintas de satén o fieltro,
agregando una pequeña estrella de cristal, innovar en la forma de envolver los
regalos, diseñar las propias tarjetas de navidad…Las posibilidades son
infinitas: sólo es cuestión de dejar volar la imaginación y divertirse con la
decoración navideña.

Thanks! You've already liked this